11 julio, 2016

Random night.


Quiero contarte algo, quiero que sepas que a la primera persona que vi el viernes pasado fue a ti, yo quería contigo desde que te vi, aunque tú insistías en rechazarme, incluso te lo dije varias veces esa noche pero tú no querías entender, cuando me saludaste yo quise conversar contigo, no con Karen, y cuando volteaste y conversamos fluyó, yo sabía que no me había equivocado porque eres la más guapa, relajada, graciosa, más extrovertida y segura, e inteligente de las tres y todo eso me gustó y me gustas un montón, porque eres práctica, porque no te vas con cualquiera que te gilee, no te la crees y se nota que eres difícil, tú pones las reglas. Aunque digas que no eres jodida, lo eres. Y todo este tiempo pensé que tú querías con Arturo, por eso te jodía con el para ver que me decías porque yo sentí que tú y él estaban gileando mientras me enyucabas a Karen.
Y no te estoy floreando, estoy diciendo la verdad.

Qué!!! Una semana atrás me había ignorado por completo y ahora me sale con esto? No puede ser.

-La semana pasada me ignoraste y me miraste como diciendo que era una estúpida descerebrada pero ahora resulta que soy inteligente, y si, conversamos y fluyó pero yo te mandé a la friendzone porque Karen quería contigo y yo soy fiel a mis amigos, si Arturo no hubiera entrado ahí tu seguirías "friendzoneado" además, tú en ningún momento me dijiste que querías conmigo, es más, después del Sábado creímos que querías con Carla.

-Soy tímido, el sábado te hablaba pero tu no me respondías y encima me preguntabas por Arturo, me puse celoso, pero yo no quería con Carla yo te miraba a ti pero tu no me mirabas y sólo mirabas tu celular querías irte. -Si, porque no debería haber venido a sentarme a que me pongas una etiqueta en la frente, a las 3 nos la pusiste.-Nada que ver. -Bueno en fin, yo no quiero con Arturo. -Ya lo sé -Ah claro, pero tuve que besarte para que me digas todo esto. - Y yo tuve que apostarte el beso para que suceda. -Podías haberme besado. -Me moría por hacerlo pero tenía roche, si me rechazabas...no, sabiendo lo mala que eres. -Soy sensible, buena persona. -Eres dura, no sé si mala, pero sí dura. -Y no te olvides que soy engreída. - Sí, de eso no hay duda.

Y de pronto después de los besos y caricias y abrazos me dijo: Tu eres hermética. Das la impresión de que eres abierta pero no quieres soltar ciertas cosas. -No te haz ganado mi confianza... aún. -Lo sé.

Subimos a su cuarto y nos quedamos conversando otras horas más mientras tirábamos y entre abrazos y gestos empalagosos nos quedamos dormidos.
Eran las 9:45 a.m, habían pasado dos horas y me levanté, quería irme, no me podía quedar. No quería. It's against the rules!
No te vas, aunque seas fría y tengas el corazón de hielo, no te voy a dejar ir y me quedé un par de horas más, tratando de dormir mientras él me abrazaba y llenaba de besos, y se quedaba dormido entre mis brazos.
Al final, cuando estaba por irme sentí que había estado haciendo terapia con un psicólogo así que le dije, te voy a llamar Freud, ok? -Porqué? - Pues porque me haz estado analizando toda la noche. -Jajajaja, ven. Y me da un beso.

Anoche fui a Tizón con Karen y nos cruzamos a los chicos que habíamos conocido el viernes de la semana pasada.
Y a pesar de que él al principio me cayó bien, el sábado pasado fue un poco incómodo poder sobrellevarlo. Sobretodo después de que sentí que nos había llevado a su casa para etiquetarnos y ser lo más snob posible, después de esto cambió mi percepción de él por completo.

Me cae mejor ahora que lo conozco más, pero no sé, y no miente cuando dice que es tímido, no voy a sacar conclusiones apresuradas, pero ya tengo ciertos presentimientos dentro, así que sólo dejaré que el río vaya por su cauce.

Canción para derretir corazones: Jeff Buckley - Mojo Pin