15 junio, 2016

Traumas de algodón.


Estoy harta de facebook.

Harta de toda esa gente que crítica todo, que nada le parece bien, que se queja de todo, por todo, harta de los comentarios de odio, intolerantes, retrógradas, machistas, narcisistas y racistas, "negro de mierda, cholo de mierda, gringo de mierda".
Gente de mierda.

Harta de esa gente que dice "cabro" o "marica" para hacer referencia o burlarse de un individuo con otro tipo de orientación sexual. Harta de esa gente que dice que los LGTBIQ no deberían adoptar, no deberían de casarse, no deberían de existir, no merecen ser felices, harta de toda esa gente que los llama lacras de la sociedad, anormales, abominaciones y enfermos, harta de esa gente que justifica y normaliza el odio diciendo "es que los maricones tienen la culpa por ser escandalosos y provocadores".

Harta de leer que la muerte de esas 50 personas en Orlando, las 4 en Veracruz y las muchas otras muertes que ocurren a diario fueron muertes justificadas por que "ya hay mucho cabro en el mundo". Lo que hay y mucho es esa gente intolerante e ignorante.

Estoy harta de que siempre mencionen a Dios y que utilicen la religión para decir que ser un LGBTIQ no es natural y que se van a ir al infierno, harta de todos esos estúpidos que se indignan cuando unos van abrazados, agarrados de la mano o se dan un beso en público, harta de leer "le dan más importancia a los gays porque ser gay está de moda".
Al parecer ser homófobo también esta de moda, pero nadie les dice nada y todos tenemos que tolerarlos, no?

Estoy harta de ser mujer y que los hombres que me miren como si fuera pollo a la brasa, me acosen en la calle y leer "la mujer tiene la culpa por ir calata por ahí y que no tiene nada de malo, porque un halago no es acoso" estoy harta de todos esos arrechos y machistas. No entiendo, que ganan? No les voy a dar mi numero y ni en mil putas vidas me voy a acostar con ustedes!
Y si, también estoy harta de todas esas feministas que tratan hasta las huevas a los hombres inocentes y los mezclan con la escoria. Igualdad pedían, con razón las atacan.

Harta de que cada vez que se mencione el aborto o a las víctimas de violación que fueron embarazadas, todos los "pro-vida" salgan de sus cloacas a la superficie y se la pasen insultando, atacando, inmiscuyéndose y juzgando el derecho o la elección de los demás. No es su cuerpo, entiendan.

Harta de leer "basta de llorar por la muerte de un gato, un gorila, dejen de humanizar a los animales, dejen de llorar por las plantas y el mar contaminado" harta de toda esa gente que juzga y habla sin saber que esos animales también sienten y que este planeta que tanto contaminan es él único que tienen para vivir.

Harta de esa gente de mierda que se queja cada vez que hay atentados en el extranjero y dicen que no nos preocupamos por lo que pasa en nuestro país o continente, que comparan las muertes de allá con las de acá, todas esas vidas perdidas por actos de odio y terrorismo cuentan, todas las vidas perdidas cuentan, porque a la próxima puedes ser tú o alguien cercano a ti, uno nunca sabe.
Harta, porque la prensa es amarillista y publica lo que quiere, generando todo tipo de controversias y siempre esta esa gente que nunca están contenta con lo que leen.
Haz tu maldito propio periódico, que por lo pronto yo dejaré de leer estos, que solo me causan náuseas y dolores de cabeza.

Harta porque celebraron el triunfo peruano (con un gol que no sé si fue con la mano o con el pie) insultando a los chilenos "el que no salta es un chileno maricón" y yo digo pero que culpa tenían los chilenos si jugaron contra Brasil!!! (¿?) Siempre insultan, siempre.

Así que a todos esos les digo que los animales son animales y siempre serán animales, pero también merecen que nosotros, los que tenemos voz podamos protegerlos, amarlos y defenderlos de personas que los maltratan o abandonan sin razón.

A todos esos religiosos hipócritas que se golpean el pecho, que si Dios hablara les diría que dejen de hablar en su nombre y dejen de ser ridículos citando la biblia cuando ni la leen, habla por ti, porque también eres un pecador, porque comes carne, porque tienes sexo antes del matrimonio, porque miras porno, porque maldices, porque te burlas del sufrimiento de los demás, porque te importa el dinero y por mil y un razones por las cuales vas a ser juzgado cuando te mueras y porque si, probablemente también te vayas al infierno junto con todos esos pederastas, violadores y asesinos que encubre la iglesia católica.

A todos esos intolerantes que viven juzgando la vida de los demás, empieza a preocuparte por la tuya, aprende a tolerar, basta de ser tan violento, basta de tanta maldad al expresarte, que no sabes cuánto sufren, como viven y que cosas y procesos tuvieron que pasar para llegar a ser como son ahora, valientes, por atreverse a vivir como quieren vivir, valientes por atreverse a ser felices y que tú deberías aprender de ellos y empezar a vivir como quieres y aprender a ser feliz. Venga, valiente!

Yo no soy gay, soy heterosexual, no soy igual que ellos pero tampoco soy igual que tú.
Tengo amigos gays, muchos y conozco a muchos más, y son gente, como tú o como yo que vive el día a día, sólo que  algunos días los viven de manera diferente porque tienen que soportar toda clase de insultos, comentarios innecesarios, apelativos denigrantes y yo, como persona y amiga no puedo evitar sentirme mal por ellos.
Asco me da tanto odio y repudio hacia personas a las que ni siquiera conocen! 
Un poco de lógica y respeto hacia los demás.

Leo esos comentarios y me pregunto cómo pueden existir esas clases de personas? Qué mal ha hecho la sociedad en educarnos, en qué país vivimos? Cuánta doble moral vamos a tener que soportar? Así vamos a educar a la siguiente generación? Con odio en el corazón y armas en las manos? Ya cansa, todo cansa, es hora de parar esta triste historia que se repite día tras día, hora tras hora.

Tan harta me tienen que hasta mi hartazgo ya está harto.
Suficiente.

Basta.