30 abril, 2016

Resilencia 2016


"Mejor pido mi pizza antes de que siga posteando huevadas"
-Carlos a los 28 años.

Ya no toma, no fuma, no baila pegadito, ya ni siquiera clava (ah si, se le ha dado por decir "clavar" en lugar de "tirar" "coger" "cachar" "copular" "tener relaciones sexuales") y dice que se va a volver cabro.
-No creo.
-No, no me voy a volver cabro, eso es puro marketing.

La semana pasada terminamos en el Downtown junto con Stf, fue un cague de risa, y claro, aceptó ir porque no le quedaba de otra, era acompañarnos o ir a llorar a su casa y nosotras a llorar a las nuestras.

Dijo algo como: La verdad es que desde el 2012 hasta el 2014 salíamos a morir, ahora hacemos el intento de revivir esas épocas, pero ya no se puede, ya estamos viejos.

Según él, yo era la única mujer sobreviviente de caballos salvajes, pero hay días en los que ni tengo ganas de salir a tomar porque odio dormir 3 horas, levantarme con resaca, y que ésta ya ni siquiera me dure un día, sino dos.

Hasta marzo hemos (ha) yoleado a muerte, en Abril nos hemos venido al declive, aunque estos últimos fds he salido a cagarla, pero me di cuenta del factor edad cuando cancelé al cache de turno porque me dió flojera cambiarme la pijama, así que le mandé un mensaje: sorry, tengo flojera lo dejamos para otro día y terminé pidiendo pizza para continuar con la maratón de una serie mexicana que apareció en Netflix "Alguien Más".

Este viernes no hemos salido, él esta con gripe y a mi me va a dar algo, no sé si infección a la garganta o una simple gripe, incluso podría haber salido, pero la cabeza me va a estallar y la pastilla ya esta empezando a hacer efecto, ya tengo sueño.

Le diría: yo también voy a pedir pizza, pero mi mamá ha traído pollo a la brasa.

Canción para esperar la pizza: Santos Dumont - Ayer.