21 febrero, 2016

Y es que tu atraes a los relámpagos.


Como cuando no quieres acordarte de cierto personaje y el celular te lo nombra "sin querer".
A veces creo que llamo a la gente, inconscientemente las llamo, pienso en ellas, me preguntó que será de sus vidas y de la nada, aparecen.
Escriben, llaman, se me cruzan en la calle.

La semana pasada, el lunes, me levanté con ganas de ir al cine, asi de la nada y pensé: le voy a decir a Luis para ir en estos días al cine.
Ese mismo dia me llamó a las 12 p.m. y me dijo: vamos al cine mas tarde.

Al día siguiente me habló Dennis, estuvimos hablando en la mañana y por la tarde me lo crucé en la calle, locaso.

A veces de la nada le digo a mi jefa: te va a llamar César (el gerente) y al rato, la llama o a veces digo, me lo voy a cruzar, no sé pero presiento que va a aparecerse por acá y al rato, se aparece. Ella me dice: eres bruja.

Ayer estaba hablando con Carlos sobre porqué no activo mi tinder en lima y le digo, no...porque acá juego en mis canchas, este es mi territorio. -Bueeeno, con tal que no te vea con Rodrigo de nuevo.... -No! Eso ya pasó!
Y pensé en que será de la vida de Ro, no lo veo desde esa vez en Help.
A las 5:30 a.m. veo mi celular, me había estado llamando y mandando mensajes.
Grité: Nooooooo Lola que hicisteeee invocaste al diablo!!
Diego me quitó el celular para ver quien era y yo dije nadie, no respondas.

Pucha, llamo a la gente.
Como ahorita, que volvió a escribirme.
Jajajaja, mejor me mato.