24 enero, 2016

First hangover of the year.

Enero:
Dije que no saldría a beber.
Mentira.

La semana pasada salí con Colchon a tomar unas chelas, hablar de la vida, de su vida, de sus infidelidades y por fin, después de tantos años pude decirle: Si, yo te engañé, no tirando con otros, solo fueron agarres.
-Pero si te hubieran dicho para tirar, tu lo habrías hecho? -Si, en realidad una de las noches en Santiago, iba a tirar con un belga que me estaba agarrando, pero no pasó porque me puse mal por haber tomado tantos terremotos, así que me fui a dormir.
Su cara cambió, como si hubiera chupado gengibre o limón.
Hizo una mueca en forma de sonrisa y me dijo que sospechaba que alguna vez lo había engañado, pero que no estaba tan seguro.
Y en parte, aunque esta mal ser tan frío y sincero al escupirle la verdad, fue mejor así, me quité un peso de encima, un secreto menos en mi vida.

Al día siguiente vi a Daniel, "el chato del centro" fui a su depa, tomamos unas chelas, fumamos weed, pusimos música y queríamos comprar trips, así que mientras esperábamos al dealer, para no aburrirnos, follamos, pero los trips nunca llegaron, así que me fui.
Daniel es chevere, pero no me pone.

El viernes pasado, salí con Emilio, sus amigos y me encontré con Brenda, terminamos en el centro bailando como transtornadas, jugando carnavales con los vasos de cerveza que tirabamos al fondo jajajaja.
También me volví a encontrar con Daniel, que no me quitaba la mirada de encima cuando me puse a bailar con unos tatuadores, pero como me empezó a dar sueño, me fui.

Este viernes salí con Fernando y Carlos, estábamos bebiendo de lo más lindo en Albazos cuando llegó Miguel con un grupo de amigos y se sentó en mi mesa, me pidió que hable con Javicho para que les de una mesa, les dieron la mesa y a mi las gracias.

----
Era el 2014, las 10:45 p.m. de un sábado y estábamos Laura, Fernando, La Vaca y yo previando en luz roja, y se me antojó ir a Nebula, pero como en Nebula el ingreso es libre hasta las 11 y ninguno de nosotros quería pagar entrada, nos fuimos corriendo de Manuel Bonilla a Gonzales Prada en tan sólo 5 minutos, una carrera digna de una maratón.
Al rato llegó Diego junto a Sebastian y 2 chicos más con look grunge, uno era Flavio y el otro era Miguel.
Nunca me voy a olvidar de la noche en que lo conocí por la maratón que me metí.
Luego empezamos a hablar seguido, a vernos seguido y a agarrar seguido.
Nunca me lo tiré y fui yo la que lo besó, porque Micky se hacía al tímido y a mi eso me mataba.
Paso el tiempo y dejamos de hablar, regresó con su flaca, luego volvieron a terminar, el hombre estaba en la mierda y yo ya estaba en otras.
No lo volví a ver hasta halloween del año pasado, cuando fue con su flaca, pero como a el no lo reconocía porque tenía la cara pintada como calavera y a ella yo no la conocía solo les dije hola, hasta que Karen me dijo: Es Miguel! Y bueno, volví a decirle hola pero con más efusividad.
----

En fin, volviendo al presente, Miguel iba y venía cada tanto a mi mesa, hasta que Fer se fue a Meneo y Carlos y yo queríamos ir a Tizón, estuve un rato, me encontré con un par de amigos, dejé a Carlos con Juanjo (su amigo) y regresé a albazos a buscar a Miguel, no sé porqué, hago estas cosas de necia carajo, jaajaja.
Pero Micky ya no estaba, me dijo que vaya a su casa.

Tomé otro taxi con destino a la casa de Miguel, el taxista quería que me siente adelante, pero le dije que abra atrás, luego me preguntó si tenia enamorado y le dije no, soy lesbiana.
Y para que le dije eso, el tío que tendría 30 años mas o menos, una cara de depravado, me empezó q hablar de sexo y cuando estábamos por llegar, no se como veo que se esta metiendo una paja!!! Jajajajajaja Jesucristo!
Le dije: deja de tirarte la paja! Y volteó y me dijo: lo siento, pero estoy excitado.
Que asco! Con razón las lesbianas odian a los hombres.
Le mande mensaje a micky contandole lo que pasaba y me dijo BAJATE! Afortunadamente salió y me baje del taxi.
Con que cara habré estado que me abrazó y me dijo: Estas bien? -Si.
Nos quedamos tomando hasta las 5 a.m. hablando de su vida, de mi vida, en plan tranqui, como antes, hasta que su padrastro dijo: Migueeeel, son las 5 a.m. deja de hacer bulla, se me van los dos.

Ayer fue su reu y volví a ir a su casa, esta vez estaba con su flaca y sus amigos, cantando Karaoke y yo estaba pidiendo auxilio por inbox a los chicos que estaban en camino.
Cada vez que levantaba la vista del celular, Miguel estaba mirándome y luego miraba el televisor.
Durante la noche iba a donde yo estaba sentada y nos poníamos a conversar.
Su flaca estaba molesta y el no le hacía caso. Su padrastro me pidió disculpas por lo que había pasado en la madrugada, y que yo era bienvenida en su casa, "pero que no se entere la enamorada de Miguel porque es una loca de mierda" jaajajaa.
Luego me puse a bailar con él y Miguel me tomaba fotos.
Cada tanto pasaba por mi lado y me tocaba el hombro o me agarraba el cuello o se ponía a conversar conmigo, en una de esas, pasó por mi lado y me dio un beso en la frente, pero detrás de él venia su flaca, que vio todo y gritó: QUÉ TE PASAAAAA!!!!! Y yo me hice a la loca y seguí conversando con Franco.

Pasaron las horas y me puse mal, Diego me dijo: te quedas en mi casa. Jaajaja ahora todos tienen miedo de dejarme ir en el taxi sola.
Salí del baño y Pablo me dijo: Lola, te quieren pegar. Michio (la flaca de micky) te quiere sacar la mierda porque Miguel esta más contigo, le he dicho que voy a hablar contigo pero que no te haga nada, para que se calme pues.

Yo no tenía la culpa y otra vez era víctima de los celos enfermizos de una novia loca.
Nos fuimos todos.

Me levanté tipo 11 a.m. odiando mi existencia porque otra vez estaba mal y ya no podía ir al Callao a tomar fotos.
Diego se levantó como las huevas y me dijo: la coca te ha hecho vomitar, no el ron.
Tuvo razón, nos cambiamos y me fui.
Llegué a mi casa, pedí un gravol, vomité y desperté a las 5 p.m. como nueva.

La primera resaca del año.