10 diciembre, 2015

piensa menos y vive mas

Todo el tiempo digo que los sueños siempre seran solo sueños a menos de que nosotros hagamos algo por hacerlos realidad.

-(...) Lo mio es viajar, ya me di cuenta, me ire mochileando hasta donde llegue.
-Yo quiero vivir, no me importa estar sin un sol.
-Vamonos!
-Chambeo de lo que sea, pero quiero ser libre.
-Yo tambien, viajar te cambia la vida, no solo porque hay yolo, si no porque viajar te llena de una forma que no puedes explicar.
-Exacto
-Yo te juro que ahorita viajando asi por chamba nomas me he replanteado toda la existencia.
-Te cambia por completo, la vida, tu forma de ser, tu mismo.

Y entonces fue ahi, con esa conversacion que le cambie el chip a Karen y tuvo por fin los cojones bien puestos para empezar a vivir.

Karen paso un tiempo haciendo labor social con una ONG, ella es como Carla, almas solidarias, amantes de la naturaleza, con conciencia social y ecologica, partidarias de su religion fundamental: la espiritualidad.

Mi conciencia social y ecologica la tengo super clara, pero hace años deje de hacer labor social, por tiempo mas que nada. Mi mama trabajaba con ONGs, ha trabajado con artesanos de Cusco, Puno, Ayacucho, ha trabajado con mujeres de bajos recursos economicos, dando clases de como hacer zapatos, mermelada, yogur, chocolateria y un largo etc. Yo la ayudaba, esa ha sido mi niñez post muerte de mi padre y me gustaba hacerlo.
Y es que ella siempre me ha inculcado el respeto hacia los demas y la ayuda a personas que la necesitan.

Por eso cuando dije, quiero viajar y es porque tambien quiero ayudar.

Asi que con Karen hemos decidido dejar todo lo conocemos, la zona de comfort, nuestras casas, nuestras camas, nuestras madres, nuestros trabajos, nuestras familias y amigos, por algo nuevo, por la aventura de vivir, de respirar aires limpios, por hacer nuevos amigos, por llevarnos experiencias en el alma.
Por tener que levantarnos muy temprano para ver un Geiser o acostarnos muy tarde por ver el cielo estrellado. Por sacrificarnos pasando frio en la sierra o muriendo de calor en el desierto. Renunciando a todo lo conocido por empezar con lo desconocido.

Asi que hemos decidido ir de sur a norte, tal cual lo habia pensado: Argentina, Chile, Bolivia, Peru y lo quiere hacer durante 18 meses, no se si nos alcance tanto como para 18 meses, pero con 1 año, soy feliz.
Para armar la ruta he contactado a mi buen amigo y experto en viajes Abdull, para que nos escuelee y nos diga como ir y a donde ir, porque he pasado literalmente noches sin dormir, buscando lugares para ir, tratando de armar la ruta y cuando finalmente la armamos con Karen, Abdull me dice que el paso de Atacama (Chile) a Uyuni (Bolivia) es el peor porque es a 5000 MSNM.
Justamente por esas cositas es que necesito a un experto.

Ayer estaba tomando unas cervezas junto con una amiga y le conte lo que planeaba hacer:

-No puedo vivir asi, siento que la vida se me esta pasando y no estoy haciendo algo por vivirla como quisiera.
-Yo tambien siento lo mismo, quiero renunciar y tambien quiero viajar, pero ahorita no.
-Bueno, yo si puedo y quiero.
-Pero no te da miedo? te pueden matar! Como te vas a quedar a dormir en la casa de alguien a quien no conoces! Te puedes perder, te puede pasar algo! Mejor no vayas, que miedo.
-Si vas a pasartela pensando de esa forma, teniendo miedo, jamas vas a vivir.
-Si, pero igual, madura, tu quieres ir y pasarte la vida viajando.
-Yo ya madure, tu facil ves la vida como te la han implantado "estudiar, trabajar, casarte, tener una casa, hijos, un perro y ser feliz para siempre" pero yo no me veo asi, eso para mi no es vida, no me hayo asi,
-Ya, te entiendo, tu lo que quieres es rebelarte en contra de lo que la sociedad impone.
-No es que me rebele, es que simplemente si para ti la maxima meta y felicidad que tienes es ser madre, para mi es ser libre. Quien dice que viajando y ayudando a las personas o llenando mi vida de experiencias no voy a ser feliz? al final de cuentas la felicidad es subjetiva, porque lo que a ti te hace feliz a mi no y viceversa. Mi mayor meta es ser libre, vivir en libertad porque para eso me han educado, nunca me han dicho no puedes, o simplemente no, al contrario yo siempre, desde que tengo 14 he dicho que un dia me voy a ir a mochilear y sabes que dijo mi mama? Me dio tips de como viajar gastando poco.
-A mi me gustaria ser como tu chata, siempre haces lo que quieres.
-Tu tambien puedes, nadie te ata a nada, solo tu.
-Si...pero ahorita no.
-Si, igual era yo. El proximo año cumplo 27 y este año para mi ha sido un año bien critico, desde el punto reflexivo, pensar que mañana me puedo morir y lamentarme en la infinidad del universo por no haber hecho lo que he querido y que vivia postergando. No sabes cuanto tiempo de vida te quede y eso lo aprendi desde que murio Carlos, quien iba a pensar que exactamente un año despues de haber viajado a Chile y haber vivido el viaje de su vida se iba a morir asi de la nada. Nadie! Desde ahi cambie, pero este cambio ha sido gradual, no ha sido de la noche a la mañana, he ido mutando hasta llegar a esta idea y hacerla realidad.

Todos los que tienen miedo a vivir siempre me dicen QUE MIEDO y yo siempre les respondo que con ese MIEDO no van a llegar a ninguna parte, porque el miedo te cohibe, te prohibe, te inhibe. Nunca vas a crecer porque te da miedo.
Como digo, hay que aprender una regla bien basica de la vida: hay que confiar.
Confiar en que las cosas van a salir bien, confiar en la gente que inspira confianza, confiar en ti mismo, confiar en alguien con poderes divinos para que te proteja, todo en esta vida se resume a la confianza.

Y yo confio, confio en que las cosas saldran bien, nunca salen como uno las espera, a veces salen mucho mejor, pero de todas maneras es tener la plena confianza de que las cosas iran bien.
LLamame optimista, idealista o lo que quieras, pero esa es mi verdad y eso es lo que quiero para mi vida, tendre que hacer sacrificios como por ejemplo dejar de comprar cosas innecesarias, ropa que no usare, zapatos que no me pondre, tendre que perderme conciertos o salir algunos fines de semana o incluso tatuarme, pero se que cada centavo ahorrado bien valdra la pena.
Por ahora solo espero a que llegue el martes para comprar los pasajes de una puñetera vez y asi, con pasajes en mano no hay vuelta atras.

Mientras tanto pienso menos y vivo mas.