25 noviembre, 2015

Meridianos.

Si no les das la oportunidad de entrar a tu vida, entonces como vas a conocerlos? Tal vez te pierdas la oportunidad de conocer a una gran persona.

Si yo no hubiera conocido a Max a los 16, no hubiéramos formado Mudra a los 19 y jamás hubiese conocido a Diego M y a Jorge.
Si yo no le hubiera twiteado esa noche a Alan a los 22, no hubiera conocido a Laura, Karen, Carla y Stf.
Si no hubiera conocido a Laura no hubiera conocido a Tessa y Fatima.
Si no hubiera salido con Fatima no me hubiera presentado a Emilio.
Si no hubiera conocido a Tessa, no hubiera conocido a Carlos M.
Si no hubiera conocido a Carlos M, jamás me hubiera juntado con Diego V y Jonathan.
Si no hubiera conocido a Diego V, en estos momentos no sabría quien chucha es Sebastian.
Sin Sebastian no hubiera conocido a Pablo.
Si Alan no me hubiera pasado la voz en luz verde, no hubiera conocido a Carlos A.
Si Carlos A no me hubiera conocido, yo no sabría de la existencia de Victor.
Si Lizette no me hubiera llevado a la parrillada con sus amigos, no hubiera conocido a Javier, Luis y Oscar.
Si no hubiera conocido a Javier y a Oscar no me hubiera reencontrado con Rafael.
Si Luis no fuera mi amigo no conocería a Christian.
Si no hubiera sido tan amiga de Fiorella y Andrea, no me hubiera ido de viaje en verano con ellas, Niels y sus primos.

Y es así como se van formando círculos y vas conociendo gente, algunos se van volviendo mas cercanos que otros, pero al final el punto es que los conociste.
Porqué? Porque les diste la oportunidad.

Y a que viene todo esto? Bueno, siempre me he jactado de dos cosas en la vida 1) la transparencia de mi alma y 2) lo genial que son mis mejores y mas cercanos amigos pero a pesar de que en el post anterior, con mis amigos de toda la vida no tengo ningún problema, con mi segundo y más grande grupo de amigos tengo una crisis.

Conté que Alan fue el que me presentó a las chicas, pero con el tiempo Alan se alejó de nosotros porque Laura y Carlos no aceptaban su relación con la novia (no se que problema hubo y no me interesa) y que al final Alan dejó de lado a Carla, y Karen se indignó y estos también decidieron alejarse mutuamente?
No? Bueno, eso sucedió.
Pero yo no me he peleado con Alan.

Bueno entonces al nuevo grupo metí a Jorge, después a Carlos M, después a Diego, Sebastian, Pablo, Fernando, Fiorella, Andrea y por último a Jonathan y Emilio.

Fiorella y Andrea se salieron, se acoplaban un rato pero no es su feeling y normal, son más mis amigas que amigas de ellos y Emilio ocasionalmente sale con nosotros.

Entonces el grupo final quedó así: Karen, Stf, Laura, Carla, Carlos A, Carlos M, Jonathan, Fernando, Jorge, Diego, Pablo, Sebastian y yo.

Esa era mi manchita, que al ojo público era: Los hipsters, el grupo de "los amigos gays de Lola" (aunque solo haya dos gays y una lesbiana) los amigos del yolo de lola, la misma gente de siempre con la que para lola todos los fines de semana, la misma gente que sale en todas las fotos con lola.

La crisis empezó en el cumpleaños de Jonathan cuando (Laura, Jorge, Carlos A, Carla y Stf A.K.A. Los Densos) se la pasaron diciendo que tenían muuuuuuuchas cosas que hacer y que por eso no podrían ir. Y mágicamente después apareció una foto en instagram donde se les veía en el depa de Carla tomando vino y selfies.
Lo mismo podrían haber hecho en casa de Jonathan, pero no. Bueno...ellos se la perdieron, porque fue un TO-NA-ZO.

La mala vibra siguió en el cumple de Laura, cuando trataron mal a los amigos que llevé. Bueno si, hice mal porque debí haberle dicho a la cumpleañera que iría con gente.
Pero vamos, no ha sido ni será, la primera ni la última vez que alguien lleve colados a la casa de alguien.
En fin, eso no justificaba el hecho de que los trataran mal, les ignoraran, les respondieran de mala gana, les pongan caras largas, y un largo etc.
Sentí que tenía que disculparme con ellos por eso, porque los hice pasar un rato más que incómodo.
Sentía tanta vergüenza ajena! Como nunca!

Al día siguiente la indignación vino, les escribí al grupo, Laura dijo que no tenia nada que contestar (ignorando todo lo que le habia dicho) que era su cumpleaños y estaba ocupada y que en todo caso debía pedirle disculpas a Carla porque era su casa y que estaba feliz con aquellos que habían ido desde temprano (los densos) ya que era principalmente una cena.
Carla ni siquiera se había hecho bolas.
Reventé y Karen me dio la razón, "No son unos niños, manyas? No saben ni saludar ni comportarse".
Dije hasta aquí nomas.
Me abrí junto con Karen, porque siendo sinceras, es con la que más ando y con la que mejor me llevo.
Los demás me dieron la razón (Diego, Pablo, Sebas, Fer, Carlos M y Jonathan) y me siguieron.

Luego, todo iba bien, "en paz" hasta que llegó Halloween y esa fue la última gota que derramó el vaso.
Para esto, ya habíamos dejado de salir con "los densos" para evitar problemas ya que ahora Luis era parte de nuestro nuevo y amoroso grupo.
Bueno, llegó Fiorella y "los densos" se fueron a la cocina a beber, dejándonos a nosotros "la escoria" en la sala, junto a las amigas lecas de Stf, tuvo que ir ella misma a pedirles que vayan a la sala y se integren.
Luego, cuando llegó Andrea a la casa, Stf le cerró la puerta en la cara y por poco no la deja entrar y cuando finalmente lo hace le pone cara larga.
Otra vez tuve que pedir disculpas.
Pasó un rato y el chupo reventó cuando Laura le sacó cosas en cara a Diego y este se empinchó y para colmo Stf nos gritaba desde el balcón para que no hiciéramos bulla.
Y yo decia pero qué bulla? Si solo estábamos afuera de la casa fumando y conversando tranquilamente.

Dije, esto es suficiente, vámonos! Y al fin me hicieron caso y nos fuimos donde Jonathan a celebrar de verdad y como Brahmā manda.

Hay muchas cosas que están mal, no soy quien para juzgar, ni condenar actitudes, comentarios o comportamientos, no los debería odiar, de hecho no los odio (estoy metiendome en el hinduismo y me prohíbe odiar) pero carajo, no soy el guruji y estos huevones me dan cólera!
Pero lo que más siento es pena. Ver como un grupo de gente tolerante, buena vibra, que aceptaba y le abría las puertas a todo aquel que se acercaba, sin prejuicio alguno, sin distinción, ahora se desintegra y empieza a cerrar filas para recluirse en su propia burbuja. Una pena porque así se acaba mal.
No me he peleado con nadie, todavía los quiero, es solo que simplemente no me siento cómoda junto a ellos.

Luis: invitare a todos los densos a mi cumpleaños para que vean que en mi casa siempre son bienvenidos y que nadie les va a poner mala cara.

El sábado ya no aguanté.

Llegaron Carlos, Laura y Coco a la reunión de bienvenida de Sebastian, pero en ningún momento me acerque a conversar con ellos, a Diego tampoco le querían dar cara así que después de que "los morcis" (Laura/Carlos) se fueran, le conté a Coco (Después de que él le pidió disculpas a Luis por como se comportó en el cumple de Laura) todo lo que había pasado y aprovechando que estábamos todos y que todos dábamos nuestros descargos, quedó en su papel de cura, pidiendo disculpas en nombre del resto y con los ojos bien abiertos diciendo: no sabia esto, pero trataré de solucionarlo.

Y recordé porque había invitado a Jorge al grupo, el eterno mediador, el de la razón over el corazón.
Puede que el cielo se caiga, ojalá que no porque a mi me gustaba mi grupo de amigos, grande y bonito.

Deseos para fin de año: recuperar mi pandilla.







Sdtk: Telebit - Meridianos