31 julio, 2015

Amores Eternos.

No puedo dormir y no dejo de llorar.

El veterinario ha dicho que mejor me vaya haciendo la idea de que mi gato no va a durar mucho tiempo.
Tiene demasiada urea en la sangre y el estado de sus riñones es crónico, aún si sobrevive a estos días de suero y vitaminas, el va a vivir medicado y propenso a que vuelva a recaer ya que es una enfermedad irreversible.

No haría padecer a mi gato, por eso lloro.
Justo hace un rato soñé con el, que se había sacado el suero del catéter y mi mamá no podía ponerle de nuevo.
Me levanté asustada y fui a verle, lo tiene mi hermana en la sala, durmiendo tranquilo.

Ya se me hincharon los ojos seguramente, putamadre.
Pero no puedo dejar de pensar en Michi, que me ha acompañado exactamente la mitad de mi vida. Llegó hace 13 años a alborotar mis nervios y desde ahí lo quise para siempre.

Voy a cruzar los dedos, aunque por dentro sepa que lo mejor sea renunciar a el.
Odio el 2015.

Pd: En mis sueños también se me cruzó el wason y su flaca, gritando que iba a pegarme y un chico alto y delgado al que le dije: tu vas a ser mi nuevo chico porque te pareces a Olly (vocalista de Years&Years)