22 julio, 2013

Solitude is Bliss

There's a party in my head and no one is invited.
Quizás de las cosas que he más he disfrutado siempre ha sido la música y su infinita capacidad para emocionarme, hacerme sonreir, llorar y desdoblarme.
Desde que C y yo terminamos nos hemos visto 5 veces y ya han pasado 4 meses, ni se ha sentido que haya pasado tanto tiempo y no nos hayamos visto. Tampoco hablamos, osea tenemos temas interesantes de que hablar, pero no lo hacemos tan seguido y si lo hacemos es sólo un rato y muere la conversación, a veces la tecnología es culpable de la distancia.
El domingo lo vi, pasamos toda la tarde y noche juntos en trip y en el momento de lucidez antes de que haga efecto pensé, "su primera vez en trip ha sido conmigo" así que he sumado otro hecho indeleble en su memoria. Hemos pasado como 8 horas locazos, hablando sin sentido, alucinando formas, colores, sabores y con Kevin Parker haciendome el amor con su Innerspeaker.
Hemos sido más amigos que nunca y la pasé tan de putamadre que lo volvería a hacer :)
De soundtrack: Pink Floyd y Tame Impala.
Lucidity