18 enero, 2013

âmes soeur

Encontrando en sueños las ideas locas para sorprenderte, decidí cortar uno para correr en la mañana a tu casa.
7 meses sin pisar la acera de tu cuadra, sentí el aire denso, me tiembla el cuerpo, no controlo el sudor de mis manos ni mi sonrisa nerviosa.
Tantos meses sin ir a mi segunda casa, quien abrirá la puerta? Ojala no seas tu.
Ok, toma aire, respira y toca el timbre.
Abre tu tío "Oh! A los años" -si, ha pasado tiempo, cómo estas? -Bien, tu? -Bien también, H está? -Si, arriba -Puedo subir? -Sube nomas
Y subí.
Abriste para cerrarme la puerta en la cara, estabas con tu boxer de dormir, te pusiste pijama encima para volver a abrir para estar decente ante los ojos de la ex.
Ahora que recuerdo tengo fotos tuyas con esa pijama roja.
El cuarto, tal cual lo imaginé, tal cual lo diseñé, aunque digas que el diseño fue tuyo, desordenado como siempre, y yo sacando tus regalos de la bolsa. Tus abrazos, la forma en cómo me mirabas, tus ojos pecosos, tu boca queriendo besar la mía. Los labios que finalmente se encuentran, se reconocen y se muerden para volver a marcarse.
Las ganas de retroceder el tiempo y nunca haber terminado, las ganas de volver a tocarnos, los ojos fijos, diciéndonos todo sin pronunciar palabra alguna.
Te extrañé, con el cuerpo, los sentidos, con el corazón.
"Dos cuerpos flacos que bien se ven sin nada de vergüenza" Lo recordé y sonreí. Tu cuerpo sobre el mío, mis ganas y las tuyas se encuentran, se reconocen, los viejos amantes.
Esa mirada de dolor y el amor brotando por los poros, el sudor de tanto frotar nuestros calientes cuerpos, las ganas infinitas de devorarnos, de recuperar las veces perdidas, los espasmos, los gemidos, los suspiros, el silencio. Tu mirada en la mía, no hace falta un te quiero, eso ya lo sabemos.
Toco tu pecho, aún estoy ahí dentro, no he salido, y no pienso salir ahora que he vuelto.
"Que en una borrachera de oxigeno acusada de amarte se llene el aire de risa" Y se inundó de nuestras risas y sonrisas, de pensar cuán perfectos somos juntos, de comparar porque no funcionamos con otros, de hablar nuestro idioma secreto, vernos y saber que somos âmes aoeur, asi sin más.
Los días de verano son nuestros favoritos. Echados en la cama, viendo películas a la mitad y haciendo el amor como en discovery channel.
No sé cómo explicar la felicidad que por ahora invade mis días, no encuentro la forma de como expresarlo sin querer gritarlo y te prometo, que de ahora en adelante solo vendrán cosas buenas para los dos.
"Si tu eres muñeco, yo soy muñeco"