19 diciembre, 2012

It's always darkest before the dawn.

La noche fría revive las adrenalinas
candentes, los suspiros de primavera y las lagrimas de espera.
Sueño contigo, sueño que doy 3 pasos y toco tu puerta.
Entro a dormir, solo quiero dormir entre tus brazos. Recibo un beso en la frente y otro en la nariz.

Despierto. Pero siempre el mismo sueño.

Los almanaques se alinearon y nos llevan a recordar a traves de nuestra mente los momentos infinitos del amor eterno.

La angustia corre rápidamente por mis venas, ese rápido palpitar y el hueco en el estómago, la incertidumbre de siempre de tenerte y no tenerte. Te me vas entre los dedos.

Deberías estar acá, caminando conmigo, tomando café, mirando este cielo celeste y pisando las hojas secas del pavimento. Deberías estar, pero no estás.

Dia #6