13 diciembre, 2012

Asuntos para resolver antes del fin del mundo.

Durante años fuimos como hermanas, mi mejor amiga, mi confidente, la cómplice de mis bromas, el bastón cuando me caía, la burlona de mis desgracias.
Sabes como soy, sé como eres, y probablemente haz sido la relación más larga qué he tenido en mi vida, jaja. 

No sé, muy bien como pasó, que sucedió, porque nos separamos, pero supongo que como toda relación, hay un breaking point, y tu me llevaste al límite.

Siempre te he dicho las cosas como son, siempre traté de ayudarte, pero creo que me cansé de ver tu autodestrucción, tu manía por hacer todo lo contrario a lo que te decían, Yaha Contreras deberías llamarte.

Sé que te da pena a veces recordar que fui tu bestie, tu pinky friend, la futura madrina de tus hijos metaleros, y a mi también me da pena a veces, y sé que te debía una explicación por haberme alejado de ti sin razón aparente.
Y la razón es que no aguantaba mas tener la responsabilidad de cuidarte, me cansé de ser tu madre, de darte consejos y que te surres en ellos, de evitar que te boten del bar, o acabes muerta en algún lugar de mala muerte.
Lo siento, no te lo dije en su momento. Simplemente me alejé de ti de la noche a la mañana y creo que eso estuvo mal.
 

Y puede que te haya dado la impresión de que te guardo algún tipo de rencor u odio, pero no, lo único que puedo decir es que a veces para vivir ligero debes dejar de cargar con los problemas de otros y yo ya me estaba estresando demasiado con tus dramas, sé que puede sonar egoísta pues tu también me aguantabas mis cosas, pero si te das cuenta yo vivía en tranquilidad y ya gozaba de la estabilidad que tenía con C, atrás habían quedado los días tormentosos que veía venir en tu vida. Fue básicamente por eso que me alejé, ahora que lo sabes, espero que lo entiendas.

Espero que todo te esté yendo bien, que seas feliz y que alguna vez trates de tener una relación normal sin que termines maldiciendo al infeliz, jajajaja.

Te quiero, Negra.