28 noviembre, 2012

Porque la gripe nos separa.

Me gustaría de tarde y de
media tarde.
Me gustaría de noche,
mañana, medio día o tres
cuartos de balcón.

Me gustaría hacer ruido, como
quieras, cada tanto.
Me gustaría no ver pero mirar
cuando ya no queda luz.
Me gustaría ver qué ves.

Me gustaría desatarme el
pelo, enredarte un rato y
volverlo a atar.

Me gustaría contarte algo que no supieras.
Me gustaría un secreto.
Me gustaría un lago muy frío.
Un helado de frutilla.
Me gustaría que ayunáramos
palabras algún día.
Me gustaría una palabra mal
escrita, o una canción
desafinada.

Me gustaría bailar descalza
por encima del desorden de la
casa.
Me gustaría cerrar los ojos y
espiarte, quizás espiando.

Me gustaría preguntarte mil
cosas.
Me gustarían mil excusas y
mentiras infinitas.
Me gustaría un mundo aparte.
Me gustaría Marte y una
manera más fácil de no
entender.

Me gustaría todo, todo
un poco,
un poquito,
una nada.