22 marzo, 2010

Overdose Weekends

"we are young, so let's fuck and live fast as we can cause the world it's going to hell"

Este es otro sábado, he ansiado con todas mis fuerzas durante toda la semana que llegue este día, es sábado y la noche aún es joven.

Nada más placentero que empezar tocando buena música, alucinando ser aquellos que queremos ser algún día, quizá no muy lejano.

Unas horas después, luego de haber descargado esa potente carga de adrenalina, la ansiedad empieza a recorrer nuestros cuerpos, solo queremos sentir que nuestros corazones palpitan al máximo otra vez.

Vamos a esa esquina a esperar al men, que trae ese regalo divino, la perfección viene en color verde y blanco, nosotros cuatro nos miramos los unos a lo otros con esa sonrisa de complicidad.

Luego de haber calmado nuestra ansiedad, teniendo el poder en nuestro bolsillo, caminamos unas cuantas cuadras pues es hora de volver al forte a ver las estrellas explotar en el techo. Escogemos cual será el soundtrack para esta noche, mientras tomamos vamos hablando de música, arte, política, historia, la ronda sigue pasando y las narices ya han probado delicioso bocado.

-cambia, cambia! Es hora de ver películas!

Lo malo de ver películas es ver las escenas de sexo y drogas que incitan y alientan nuestro frenético deseo por seguir haciéndolo...sobre todo si vemos películas de junkies como nosotros, jóvenes open-minded, melómanos y casi snobs.

Ya estamos locos y cada uno la vive a su manera, yo estoy bajando, quedando en el suelo…sintiendo como la sangre fluye rápidamente por mis venas, mi cerebro ya dejó de funcionar y mis pupilas se han dilatado tanto que no tengo ojos, respiro con más fuerza porque no siento la nariz, mi cara se ha adormecido, el corazón me late tan fuerte que es imposible controlarlo y mi alma-mente viaja a mil años luz atrás, recuerdo que nací en otra época y que viví aquellos años que perdí por andar volando fuera de órbita.

A llegado la hora de apagar la televisión, un último hit para poder dormir, deseando eso, poder dormir, sabiendo que no dormiré porque ese polvo cósmico no me dejará hacerlo.

Es domingo 6am, sigo despierta, han pasado solo dos horas desde que apagaron la tele y no he podido conciliar el sueño, hace un calor infernal, miro el reloj, son las 8am y sigo sin poder dormir, envidio a aquellos que duermen placenteramente en sus camas,

11 am y a pesar que no he cerrado los ojos, es hora de volver a tocar, unas canciones más y salimos a dar el hit de sunday morning, ajá, este si me ha relajado, wait ya me esta dando sueño…pero sé que no dormiré.

Son casi las 3pm y recién regreso a casa, hola má!, ella ya se ha acostumbrado a esta rutina todos los fines de semana, tomo una ducha, me cambio de ropa, reviso el mail y vuelvo a salir con rumbo al cuartel de la perdición, ahora si tengo ganas de tocar, pero esperen, NO HE DORMIDO NI UN CARAJO. No importa, aún así tengo fuerzas, tocamos unas cuantas canciones y conversamos de la vida, mientras escuchamos música que inspira, ya son las 10pm y es hora del hit de la noche, ese que necesitas para dormir como tronco y no levantarte hasta la 1pm del día siguiente...son las 11pm y nos despedimos, cada uno vuelve a su vida diaria, monótona, rutinaria.

Hoy es lunes, aún tengo sueño pero solo deseo que pasen los días hasta que llegue el sábado y sea como todos los sábados de overdose.

Pd: hace exactamente un mes que no escribía aquí, gracias Ale por hacermelo recordar.