17 agosto, 2009

Paraísos Artificiales

"Que jodido es estar sobria y ver la mierda que haz hecho con tu vida, aunque la mía no está tan cagada, creo seriamente que algún día puede llegar a serlo..."
Llevo dos semanas limpia de sex, drugs y rock&roll, y en mis pocos momentos de lucidéz puedo ver claramente en lo que nos hemos convertido....nosotros los humanos.
En mi camino encontré adictos a la mentira, aquellos mitómanos que se pasaron de vueltas, adictos a la religión, jajaja como odiabamos a la profesora de religión por ser tan fanática de dios y su país de nunca jamás, adictos a la música, esos melómanos a los que besé N cantidad de veces elevado a la potencia pi o 3.14159265, adictos a la ropa, no pueden vivir sin tener lo último de la moda, adictos a la compra, no pueden dejar de comprar ni siquiera los chicles, cigarrillos, caramelos se salvan.

Adictos a la adrenalina, aquellos que vivimos para sentir el sube y baja de emociones, adictos a la pornografía, estos han visto de todo, desde las inocentes amateurs, pasando por las zoofílicas hasta llegar a las hardcore con sadomasoquismo incluído, están adictos al sexo, ninfómanos al por mayor, hay pipilépticos como cancha, adictos al juego, al internet y los siempre inocentes adictos a los dulces.

Entonces llegué a la conclusión: Todos nos drogamos...

Hasta el que dice que no se droga confirma su adicción por una droga: Tabaco, adicto a la mezcla perfecta de tabaco y nicotina, pero él es sobre todo adicto a fumar tabaco en pipa.
Todos creen que fumar ganya es cool, se sienten como bob marley, se sienten como hippies, se sienten en las nubes, todos fuman, absolutamente todos, a mi la marimba me da sueño.
Todos se parchan en los baños, jalan líneas y líneas que da miedo, todos toman alcohol, entonces somos alcohólicos que nos parchamos en los baños para estar con las muecas en la cara y más duros que una piedra, todos se meten pepas, otros prefieren tomar pastillas para dormir, otros toman poppers para una noche loca de desenfreno-sin-pudor en la cama, otros son adictos a los opiaceos, entonces se inyectan heroína que los tumba en una, a soñar con la barbie calata navegando en un yellow submarine, algunos son de otro level y prefieren el crack, crack-crack suena la piedrita que los dejará cagados de por vida, otros que se la pasan con el ojo abierto como buhos, esos adictos a las anfetas me dan miedo, están los locos que me encuentro en cada rave los de las caritas felices, esos que se meten extasis sin asco, entonces somos amigos de todos y sudamos como si estuvieramos en un sauna, -ya la hice una vez, me dio miedo y no lo volví a hacer nunca más-
Luego hay algunos otros que estamos buscando experimentar sensaciones distintas a las normales, vamos en busca de alucinógenos difíciles de encontrar lsd, hongos, ayahuasca....ahí estamos nosotros los humanos entre sueños nacóticos, vomitos cerebrales y speed corriendo por nuestros torrentes sanguíneos. Pobres corazones!

Todo el mundo....está contaminado de locos drogadictos, estoy rodeada de ellos....soy una de ellos y entonces empieza de nuevo mi paranoia.

La semana pasada empezé a trabajar en una empresa de jeans, el primer día estaba que me cagaba de miedo, solo yo puedo meterme en cosas de las que no tengo ni la más mínima idea.
En lo único que me motiva a trabajar es en cobrar mi sueldo y hacerme tatuajes, hartos tatuajes, llenarme el cuerpo de tatuajes....entonces vuelve a mi el hedonismo por los tatuajes.
Ya me haré unos cuantos por ahí....los tatuajes son la nueva droga!