02 mayo, 2009

"Today it's gonna be the day...."

"And after all you are my wonderwall..."

La historia se volvió a escribir una vez más sobre el césped del nacional Jose Díaz, la mejor banda del brit pop hizo un concierto más que inolvidable, esta fue una actuación magistral y soberbia donde 45 mil almas presenciaron un concierto IMBORRABLE EN NUESTRAS FRÁGILES MEMORIAS.

Mi fanatismo se trasladó un miércoles a las 8:00pm al aeropuerto solo por el mero afán de verlos pisar suelo peruano, esperé horas hasta que salió, era LIAM!!!
Los 11 segundos que se demoró en salir de la puerta y subir al carro me la pasé saltando y tratando de grabarlo, estúpida yo!
Adios cámara dije, corrí detrás de la van cuando éramos 5 o 6 chicos los que estabamos ahí gritando: liam you rock, i love you! Estoy segurisíma que el nos (me) vió, aunque yo no lo haya visto.
Literalmente esa noche no dormí, había llegado el jueves 30 de abril, contaba las pocas horas que faltaba para ir a hacer mi colita en el estadio.
Los polos, posters, vinchas, pañoletas con la bandera de inglaterra no podían faltar, al igual que los revendedores que en vez de vender compraban entradas, las largas colas estaban llenas de chicos con lentes como los de Liam.
Clara y yo esperábamos impacientes que sean las 5:00 pm hora en que se abrirían las puertas, mientras todo eso sucedía se escuchaban gritos y ovaciones dentro, era la prueba de sonido a los que unos afortunados habían ingresado.....rayos, maldecía mi mala suerte!
Había comprado entradas para Live Forever un 13 de abril, ni bien me dieron la plata para comprar una entrada para Wonderwall, el chico de teleticket me dijo: SOLD OUT! solo queda tribuna y live forever, COÑO!!!
Dos días después me enteré que habían habilitado más entradas para todas las zonas...entre ellas wonderwall, demasiado tarde 2 amigas ya habían comprado Live Forever y yo me había gastado la plata en cojudeces.
Ya, por fin eran las 5:20 pm entramos corriendo a la cancha y nos ubicamos adelante en la barrera, detrás de unos tíos con harta buena onda.
La noche prometía, un imponente escenario se ergía con 4 pantallas flotantes, 2 laterales y una en medio de cancha para que los fans no se pierdan ni un solo movimiento...el sonido estaba muchísimo mejor que el de Maiden.
La larga espera contenía un soundtrack que iban de canciones Lado B de los Beatles, Stone Roses, Black rebel Motorcycle Club que la gente cantaba como si fuese su concierto.
Bitter Sweet Symphony retumbaba en el nacional, miles de manos levantadas al aire, para mi eso era la gloria.
8:00 pm Turbopotamos hacía su aparición en escena, el sonido dejó muchísimo que desear, parecía que los estuviera escuchando en mi casa, como siempre no faltaron los que gritaban que se vayan y al pasar de las canciones cada vez menos gente los aplaudía....pobre humbertito repetía una y otra vez.
No entiendo porque siempre pifean a los Turbo, no son malos, su música en realidad es buena y una propuesta distinta a la que hay acá (punk, emo, metal, rock, funk y cumbia) su Skabilly es ponedor (a mi parecer) sus letras son mierda porque no se entienden y no te llegan pero son pegajosas.
Pregunté porque siempre los cagan y la respuesta siempre es la misma: se han vuelto pitucos.
¡Pero ellos siempre fueron pitucos!
Se formaron en los Reyes Rojos son de la misma promo de mi amiga/profesora y si bien antes tocaban en lugares de mala muerte como en quilca y junto a bandas punk, no les quitaba el hecho de ser pitucos de familias acomodadas.
Solo porque ahora tocan en grandes estadios, osea uno no puede progresar!
¡Ay pero si serán.......peruanos tenían que ser!
En fin, luego de otra bochornosa actuación de los turbopótamos quedaba media hora para que los ingleses subieran al escenario.
8:59 pm el estadio a punto de llenarse por completo, se apagan las luces y nuestros estómagos se revolvían, una histeria colectiva se apoderaba de nosotros a medida que el intro de Fucking In The Bushes terminaba.
Eran ellos, los Gallagher; era él Liam.
Lástima me encontraba a metros de distancia de él, aún así eso no me impedia sentirlo y verlo con mis propios ojos.
Rock n' Roll Star, los saltos, palmas, gritos, empujones no se hicieron esperar....ojos inundados, taurina y adrenalina pura corriendo por las venas, hacían que en mi interior le diera las gracias a los de manchester por haberme hecho la melómana que soy y la corresponsal wannabe de la rolling stones.
Lyla, The Shock Of The Lightning y Cigarettes & Alcohol, esta última coreada cual himno solo por aquellos que la abrazaban con su adolescente interior.
“Peru, you’re on fucking top!” dijo Liam, mis piernas adoloridas por la larga espera sanaron de milagro.
"Andy It's in love with Perú and we are so grateful to be here", dijo Noel.

The Meaning of Soul, To Be Where There's Life, Waiting for the Rapture y la bellísima The Masterplan que a muchos de los presentes nos dejo con la garganta seca, el estómago revuelto y lágrimas en los ojos.
Songbird y Slide Away nos recordaron la adolescencia pura y sublime, los del club de fans cantaban su himno y Liam les agradecía, el decía "this is for the front row..."
Morning Glory fue el punto de ebullición, toda la zona live forever saltaba, gritaba, babeaba, con el corazón palpitando a mil y aún así nos importaba un bledo que contagiarnos de la AH1N1, porque éramos infinitamente felices.
Ain't Got Nothin', The Importance of Being Idle y I'm Outta Time demostraban porque eran la única banda del britpop noventero que perduró en el tiempo.
"Do you wanna sing?" y los primeros acordes acústicos de Don't Look Back in Anger, dieron pie a que fuese la canción más coreada de la noche, Liam se retiró del escenario, Noel estaba en lo suyo con la guitarra y nosotros en el cielo del cual nos negábamos a salir.
Miré su rostro emocionado e impresionado, humildemente agradeció y ciertamente nostros le agradecimos a él.
"liam...liam...liam!" coreaba el nacional "anyway my name is william" dijo Liam.
Supersonic y Liam Regresaba al micrófono, me sentía en un pogo constante, Wonderwall fue predeciblemente coreada, algunos prendían sus encendedores, otros celular, los melosos chapaban y no faltaron los de siempre con sus benditas camaras filmando todo el concierto.
"Oasis...oasis...oasis" coreaba el nacional y fuimos clara y yo quienes empilamos a todo live forever a gritar, seguirían las demás zonas, así sucesivamente hasta que Liam diga: Gracias!
Seguiría Falling Down, y la esperadísima Champagne Supernova una melodía sencilla de 6 cuerdas, compuesta por Noel con un sagrado significado para cada una de las 45 mil almas presentes. No hizo falta la parafernalia visual de Kiss para que el nacional se rinda a sus pies.
Cerraron con I'm The Walrus (el cover de sus ídolos) una genial noche había llegado a su fin cuando en eso Liam baja y da la mano a todos los de la primera fila con su clásica arrogancia al caminar.
-No podía estar pasando esto y yo no estaba adelante aun cuando me encontré una entrada para wonderwall, no podía tener tanta mala suerte!!-

Si bien Liam y Noel son hermanos, hijos del working class y sus peleas son conocidísimas incluso más que sus canciones, no se puede negar que uno sin el otro serían uno mas del montón.
Tenemos por un lado a Noel compositor dotado con voz y sabiduría musical y por el otro lado a Liam el adicto con actitud de divo y su marca registrada en escena (las manos en la espalda) se complementan de forma tal que Oasis a pesar de las idas y venidas sigua siendo una de las bandas que hizo y hace historia en la música.
Eran ellos 6 integrantes de una banda que más es un duo prepotente, distante y frívolo pero que aún así se ama, se quiere, se respeta e idolatra con fervor y pasión.
Así fue la noche en que Oasis hizo su primera aparición en Perú...esperemos que no sea la última.
Y si bien esta vez no me acerqué a Liam, será el destino el que nos volverá a juntar.
I'm fuckin' sure!
Hasta pronto Liam G.
Ps: Se acuerdan que el año pasado anuncié que vendrían Depeche Mode y Coldplay, a esto se suma la inminente llegada de The Killers y AC/DC (obviamente no cuento a Britney ni los Jonas Brothers) y ya prontito en Junio Babasónicos.
Vayan ahorrando para el próximo año que se nos viene Metallica y Pearl Jam (lo dice la gurú de los conciertos)
Ya no envidio tanto al (ABC) Argentina, Brasil, Chile.