25 mayo, 2009

LOS BESOS AZULES....

"hay besos de película, como los tuyos y los míos...."

Besos Azules


Eres un sol, eres el mar, eres casi un ser fantasmal no sé si te quiero o te quise lo importante fué que viví, disfruté un poco de ese algo tan especial, que nunca me llegaste a dar, solamente fingiste, lo sé, pero tu te sientes bien?

yo no me siento mal, tomo lo que pienso es verdadero y que no me puede dañar.


Ahora te miro desde lejos y me parece que en realidad nunca te conocí, la limpieza de tu mirada me sedujo, no eres ese ser del que esperaba rosas en mi cama, ni besos azules en mis ojos, es que te pareces a él, pero me confundiste no me dejaste razonar, No eres ese ser del que esperaba besos con sabor a rosas, abrazos que me hicieran descansar, que de mi pecho pudo un suspiro arrancar y besar en cada beso el alma que es inmortal.


Eres un ser muy especial puedes dar besos azules, consabor a rosas o tan frescos con aroma a dulce de cerezos pero tambien te puedes transformaren un demonio delicioso que no te puedo dominar.

Penelope Higuerey.

Tus besos azules

Tus besos azules, tus copas de vino,
tus chicles de menta, tu largo camino,
Camino que quiero junto al mío.
Juntando las luces, sabiendo qué piensas,
buscando tu opinión, tu sonrisa,
darme de bruces con tu amor cada mañana entre almohada y almohada.
Y encontrarnos en la cocina después del desfile de sueño, las persianas subidas, la espera del cuarto de baño, y las sábanas blancas arrugadas hasta media cama, tocando el suelo, olvidadas por las prisas, el trabajo y las ganas de querernos bajo la ducha, las ganas de querernos a todas horas.

Las tremendas ganas de amarte, sentir más seguridad cada día, sentirte mas cerca, mas dentro, mas amiga, más esposa cada día aunque “más” fuera imposible el dia anterior. Darte mi paz, mi protección y mi amor entregado y absoluto.

Hasta que me muera.
Y contar los dedos de los pies.
Y volar los pesos de la balanza,
Y ahorrar sueño para después,
Y repetirme tu semblanza.
Y contar las cosas al revés,
Y pensar en blanco y alianza.

Y no esperar lo mismo a cambio,
Y no esperar lo que no se debe.
Eso no se espera de un labio,
Eso no se espera, de bebe.

Y ver como te bebes el café,
Y ver como lees la contra portada, terminándote mi desayuno, terminándote mi cabreo con una mirada, un beso o un gesto.

Comiéndome tu boca, atragantándome de palabras, pensando en lo que beso y no en lo que digo.

Mirándote a la cara, a los ojos que me miran de distinto modo, me convierten en el mismo de siempre, el que ya no tiene miedo de que le arranques el corazón para pisarlo justificadamente, el que siempre ha estado contigo y estará, el que siempre te ha querido y te querrá. Mi amor por ti es eterno. Mis ganas siempre, sin falta de termo, mas altas que la temperatura ambiente.

Tus besos azules, tus copas de vino.
Tus chicles de menta, tu largo camino.
Camino que quiero junto al mío.
Hasta que me muera.


Saint.