27 abril, 2009

LLamando a veronika

Érase una vez, una tarde como cualquiera, saliendo del instituto camino a casa, íbamos clara y yo caminando por la javier prado, hablando de lo que sería el concierto de Oasis y escuchándolos en mi mp4, habíamos avanzado solo una cuadra cuando en eso se nos acerca un chico de aproximadamente 20 años y dice: dame tu celular o te corto la cara.
Clara no se había dado cuenta de que el pata tenía una guillete en la mano, y yo al ver eso lo único que hice fue ponerme el mp4 en el bolsillo de atrás y quedarme con los audífonos en la mano.
El repitió: dame tu celular o te corto la cara.
Clara dijo: si quieres te doy plata, tengo s/.1.50 (yo me quería cagar de la risa al ver la cara del choro pero no podía) entonces el condenado pone la guillete cerca de mi cara y me dice: no grites, solo dame tu celular.
Y yo le digo: brother no tengo celular, se me ha malogrado!
El insistía que le de mi celular a como de lugar, pero no tenía celular en verdad se me había malogrado y ni cagando le daba mi mp4 me lo acababa de comprar unas semanas antes y no había forma de que se lo de.
Se vuelve hacía mí y yo lo quedo mirando con cara de mala (y asustada por dentro) cuando en eso el me ve y me dice: ah no perdón, tu no eres mary.
Yo extrañada me alejo del pata y el dice: no lo siento amiga te había confundido, tu no eres mary, eres igualita a ella.
Con clara nos estamos dando media vuelta y me volteo para ver si nos seguía o algo cuando en eso por sapa le grito: y quien es mary?
-Una amiga de la universidad, le quería asustar y quitar el celular.
-aya....

Clara insistía en ir donde un policía así que avanzamos una cuadra más y vimos a un policía motorizado que dio la vuelta en U.
Le contamos lo que había sucedido y se fue con la moto a buscarlo, regresó y dijo que no había nadie con la descripción que le había dado.
Cabello corto, chompa beige con rayas azules y pantalón jean.
Podía hacer facilmente el identikit, pero en vez de eso caminamos hacia la cuadra donde nos agarró el pata y ciertamente no estaba por ahí.
De regreso una couster para y se baja la cobradora y le dice al policía que bote a ese pasajero que quería pagarle un sol hasta la marina y que si no le aceptaba el sol que le de vuelto de 100 soles.
El chofer se metió y la gente del carro también, mientras eso sucedía clara y yo seguíamos paradas en la avenida pensando los motivos del choro a no robarnos el mp4, el policía miraba su celular como mando mensajes de texto y tratando de escaparse de ese lío de una vez, cuando en eso clara voltea y dice: lola ahí va él!
Le avisé al poli y fuimos corriendo/caminando detrás de él, el volteaba a ver quien lo seguía pero aún así seguía caminando de lo mas normal.
Hasta que el policía le dice: párate ahí...!
Él dijo: no soy yo, amiga yo no te hecho nada!!!
Clara y yo nos miramos como diciendo: ajá si eres choro....! el polícia le revisaba los bolsillos y el obviamente no se dejaba y comenzó a decir: amiga no te hecho nada, ves como me haces daño!
El oficial nos dice: es él y nosotras respondemos asintiendo la cabeza, el nos mira y dice: yo solo estoy esperando a mi amiga verónica, porque me haces daño.
¿¿Total que no era mary??
El saca un celular de su bolsillo y hace como que va a llamar a alguien y dice: ves estoy llamando a mi amiga verónica! cuando en eso comienza a llorar.
Nunca había visto a un choro llorar como un niño de 5 años, era lamentable y bochornosa la situación en la que se encontraba, era un maricón más que robaba cosas que obviamente no le pertenecían.

El se quería escapar pero el policía no lo dejaba, bastó una distracción del policía para que él saliera corriendo despavorido en sentido contrario a los carros, el policía reaccionó y lo correteó hasta donde pudo, una señora se nos acercó y le contamos lo que había pasado.
El policía regresó y llegaron con él un serenazgo y un policía en moto...le contamos lo que había pasado y el serenazgo nos dijo que al parecer a él ya lo habían metido porque andaba robando celulares por ahí, pero que ya había salido por ser delito menor.
Rayos!
Ellos también fueron siguiendo al ratero monce que nos quizo robar y nosotras tuvimos que irnos por otra dirección por culpa del choro malnacido que osaba cortarnos la cara.