28 marzo, 2009

IRON MAIDEN

El jueves pasado se realizó un concierto muy particular, surreal y doloroso como ninguno, había llegado el concierto de IRON MAIDEN.
Cuando la noticia de que posiblemente vendrían cayó en mis manos, llamé inmediatamente al negro y le dije: webonnn viene MAIDEN!!.
El negro por supuesto se cagó de la risa y me dijo que estaba loca, así que le dije que se venga a mi casa y lo hizo, abrí la pagina en donde nombraban el posible concierto, pero aún así no creía.
Abrimos la pagina oficial de maiden y ellos insinuaban que vendrían al país, aún no estaba confirmado, pero así guarde esperanzas.
Confirmaron la noticia y medio lima que me creía loca, empezó a preguntarme quienes más vendrían....ahora soy la gurú de los conciertos.

Los del club de toby no tenían mejor idea que comprar las entradas el mismo día.

Por supuesto que el negro y el chino ya habían comprado su entrada en la mañana y yo recién me enteraba a las 4pm que íbamos a ir así que pedí plata a mi madre auspiciadora y nos fuimos con jp a un plaza vea, luego a otro y resulta que se malogró la compu y no podían vender.
Jp y yo estabamos resignados a comprar en reventa, los 4 nos fuimos al estadio y ni bien bajamos del carro encontramos a un tío vendiendo entradas y no estaban tan caras como pensábamos...en fín previa revisada si es original o no, las compramos y nos tomamos unas cervezas antes.
8:00 pm el chino desesperado por entrar, hicimos la cola y pasamos, ya había tocado M.A.S.A.C.R.E la banda local de metal a la que puedes ver cualquier otro día, ni bien nos ubicamos tocó Lauren Harris, la hija del bajista de Iron Maiden (Steve) era un metal medio pop y ellos estaban anciosos por ver tocar a la banda que habían escuchado desde hace muchos años.
Mis ojos vieron pasar a los típicos metaleros, a tíos pitucos de 50 y tantos con su chela en mano mismos chibolos, iban familias enteras, el papá, la mamá, el hijo de 6 años y el de 2 años en brazos. Hacía bastante tiempo que no veía a tanto metalero junto, "los cochinos metaleros" como los llamaba Jp.
Genial, alucinaba como sería cuando nosotros tengamos nuestros criters, serían pelucones como ese chiquito que estaba en el carro donde vendían polos y cerveza de iron maiden, además en el carro estaba pintado EDDIE, genial.

Esta vez no fui como FAN, más bien fui como una outsider, como una extraña que nunca había escuchado ni siquiera una sola canción, quería volver a enamorarme de aquella banda que escuché en esos años de pubertad, quería que me conquistaran, que sus poderosas guitarras hagan que agitara mi cabeza como loca y que los gritos de bruce me produzcan un orgasmo.

Contábamos los minutos para que sean las 9, hora en que se desataría la bestia.

9:00 pm, se apagaron las luces y los videos de Ed Force One se veían en las 2 pantallas, la gente gritaba MAIDEN...MAIDEN!!
En fin comenzó a sonar Aces High, la insaciable marea de gente gritaba a todo pulmon, era un sueño surrealista verlos después de tantos años, escucharlos en vivo después de habernos devorado tantos discos, era simplemente impresionante, el concierto de nuestras cortas vidas.
"Scream for me Limaaaaaa!" mis oídos reventaban de tanto grito, mi pulmón y mi garganta no podían más, mi polo empezaba a mojarse y el calor me sofocaba, hasta que empezó Phantom of The Opera, cerré los ojos y bailé, yo me había vuelto a enamorar, me solté el cabello y empezé a agitar la larga cabellera cuando empezaron a sonar los primeros acordes de The Trooper, el mundo se cagaba por escuchar, Bruce corría con la bandera de U.K por todo el escenario (que agil el tío) y los 4 cuatro nos abrazábamos para mover nuestras cabezas, estabamos en la gloria enloquecidos por el power de esta doncella.
Run to the Hills, nos levantó a todos, que con el cuello medio desgastado aún teníamos mucha energía para seguir gritando: concha su madre.....no lo puedo creer!
La gente no dejaba de corear MAIDEN MAIDEN, estabamos literalmente mojados, hasta los bomberos que habían ido a cuidar, agitaban sus cabezas con todo y casco.
Fear of the Dark y los chibolos que estaban a mi costado, pelucones como ningunos, empezaban a pogear y yo seguía en mi onda de moverme cual loca pastrula, habían patas pasadazos que se habían subido a los baños y se treparon en las rejas a moverse como monos, extasiados y sin respiración, gritamos por ver a Eddie y salió....era increíble verlo, era el clímax (aunque nos habían estafado con la pirotecnia, espero no pase lo mismo con kiss) tocaron la canción Iron Maiden y luego vendría el orgasmo que tenía contenido en mis pupilas, The Number Of The Beast, era imposible negar a la metalera que llevaba dentro y quería salir a hacer de las suyas, mi cuello se movía sin parar al compás del ruidoso y eléctrico rasgueo de la poderosa guitarra de Gers, me moría por ser su grouppie!
El concierto iba llegando a su fin, bruce anunciaba que nosotros abriríamos la gira dentro de 2 años, habrá que esperar pacientemente para volver a verlos.
No se si fueron los Red Bull que me metí antes, no se si fue la adrenalina que corría velozmente por mis torrentes sanguíneos, no se si fue por la movida alucinante de cabeza, por la emoción de haberlos visto, yo solo se que volví a nacer, definitivamente fue DE LA PUTA MADRE....y que espero tener muchos nietos para contarles lo que fué esa noche del 26 de marzo en el nacional.

Estoy con el cuello maltratado, parece tortículis, ya van dos días sin poder moverlo, pero aún así si los volviera a ver hoy movería mi cabeza incansablemente, solo porque es Iron Maiden.
Y si esto fue la gloria no quiero ni imaginar lo que va a ser Kiss ni Oasis....!