15 enero, 2009

That’s what you get when you let your heart wins

“los amores de verano son más rápidos y acaban mal”.

El amorío entre Carmen y Diego (ambos vocalistas de MUDRA) ha sido igual o más rápido que el jamaiquino de los 100mts planos en las olimpiadas de beijin.
Los presenté la semana pasada y ahora ya son novios.

El año pasado días después de año nuevo, asistí al cumpleaños de Renzo, ahí conocí a J….después de haberlo ignorado durante horas, nos presentamos…ya que nadie había tenido la delicadeza de hacerlo.
Fue así que me quedé conversando con mi nuevo amigo, me contaba de la hacienda de sus abuelos, de sus caballos, del surf, badminton y el skate.
Le dije que con él coincidía solo en 3 cosas: la hacienda de mis abuelos, mis caballos y mi amor por el skate.
Me preguntó si yo practicaba algún deporte y le dije que lo hacía tiempo atrás (natación) y que ahora era muy pero MUY sedentaria.
Como no teníamos sueño, nos pusimos a conversar de sus viejos dictadores y mi vieja la hippie liberalista….esa noche nos quedamos todos a dormir, pero a nosotros nos tocó el sillón unipersonal y como no estábamos cómodos, el me abraza y me pregunta: estas cómoda? Y yo: si bueno, no tanto pero ahí vamos…
Y en esa de acomodarnos, y –pum- chocaron nuestras bocas y nos besamos.
Desde ahí no paramos, fue un non-stop-agarre, pero sentía que este no era un agarre como el que había tenido la semana pasada, era distinto, por alguna razón todo fluyo tan naturalmente que me sentí realmente cómoda con él, mientras el se puso mas meloso me trataba como si yo fuese su novia.
El era dulce-dulce y yo era faster-faster y en eso se acuesta sobre mi pecho y me dice: tu corazón esta latiendo rapidísimo….(tun tun tun –tun) y yo le digo: sabías que tengo taquicardia? me dice: en serio?? Y yo le digo: no mentira…es broma…pero igual siempre va más rápido…
Agarramos hasta el amanecer, no dormimos más que una hora y fue genial habernos conocido. En la noche me llego un sms diciendo: ola monga, soy J, este es mi cel.
Para el tiempo que salía con J, mi prima lizzy era enamorada de M, su mejor amigo….así que mi genial idea fue el de salir en una cita doble y lo hicimos, mi prima le preguntó cuantos años tenía y el dice: 17 pero para ella tengo 18.
OSEA ERAS CHIBOLO Y ME MENTISTE!!!!
Luego de cagarme de risa asimilando de a pocos que estaba saliendo con un chico menor que yo (bah! Un año no es nada) lo acepté.
Al día siguiente se iba a asia y se había pasado toda la noche casi rogándome para que vaya con él, íba a ir, pero lizzy y yo teníamos otros planes, asi que dije no.
Todo el sábado nos la pasamos entre sms, contándonos todo, caray el era claro y yo movistar….le metía saldo a mi cel como loca, la telefónica ha ganado plata gracias a mi.
Se fue de viaje, lo extrañaba pero una noche dejé mi cel cargando y veo una llamada perdida de J.
Al rato llegó un sms preguntándome si lo estaba engañando, le dije que no….que estaba con la garganta jodida.
Después llego el sms: eh oie me gustas y yo respondí: jajaja a mi tb me gustas ^^
Luego comenzó a decirme que me extrañaba, que quería regresar a lima y salir conmigo.
Religiosamente nos mensajeábamos todos los días, a todas las horas, hasta que llegó el día en que (para variar) meto la pata.
Estaba en la casa de mi ex y él en una discoteca, tenía hambre y fui a la cocina cuando me manda un sms preguntándome que hacía y le cuento que estoy en la cocina con mi ex...buscando algo de comer.



Rayos era celoso!



Yo no sabía que lo iba a joder tanto, pero bueno, me llegó.
Días después no me quería hablar, el seguía de viaje y yo en lima vagando de lo más rico.


Tras un mes de sms y salidas....



Un sábado nos vimos y salimos a tonear, en la discoteca hacía un calor infernal, era como estar en un sauna, NO MIENTO, era horrible todos estábamos mojados, como si hubiésemos salido de la ducha.
Bailamos y nos besamos, el era realmente cariñoso y yo un poco uraña.
Me dijo: te voy a violar! yo me cague de la risa durante horas...y seguí bailando.


Luego el dice:oye y porque no…?


-porque no que?


-Porque no lo que tu ya sabes?
-Que cosa? Yo no se nada?.
Bailamos una vez más y volvimos a besarnos, nos tomaron mil fotos, me cogió las manos y me dijo: porque noo….este…ya sabes pues (miraba al piso, mis manos, mi boca, el techo) se puso nervioso y yo no leía su mente, no sabia que era lo que quería decirme con el porque no… y yo renegando dije: porque siempre lo dejan incompleto.
Así que volvió a decir porque no….. ay tu sabes!! y yo le dije: no voy a tirar contigo…si es lo que estas pensando decirme.
Me paré y el se rió diciendo: estúpida.
Se amargo y le pedí disculpas, pero el se negó diciendo: no…no me gustó el tono con el que lo dijiste…además yo no te estaba diciendo eso…no era por eso. Tonta.
Y luego cuando lo comprendí era demasiado tarde, le quise explicar, pero no me dejaba hablar, me callaba, y yo quería decirle todo y el no me dejó.
En medio de mi borrachera me enojé con él, porque no me dejaba decirle nada, así que me llego y lo dejé.
Caminé para despejar mi mente, me senté en una banca Marilyn a mi derecha y J a mi izquierda, Primero conversamos, se nos iba la pena y la cólera, nos reímos y nada…todo por un momento pasó.
Miré al cielo y la luna estaba despejándose, les agarré la mano a los dos, pedí un deseo y J quería ahorcarme, lo hizo y le dije que me suelte porque si no me iba a morir,


-pero si tu dijiste que te daba lo mismo


-si pero quiero morir sin dolor, soy maricona!!
Y me soltó, me acarició y luego se agachó, Marilyn tenía frío, le presté mi casaca, conversamos un rato más…esta vez les hablé del clítoris…para no tocar temas tristes.
Al final puse mi cabeza entre mis piernas y cerré los ojos, no pensaba en nada, mi mente quedó en blanco. El se agachó y yo me levanté…..me había dado cuenta de lo mucho que había empezado a quererlo.
Me acosté sobre mi bolso, y el sobre mis rodillas, me acarició la cara una vez más y luego cerré los ojos.
El me quedó mirando.
Lo miré a los ojos casi llorosos, no veía nada más que tristeza, me daba pena haberle roto el corazón y si bien pude haber arreglado las cosas, preferí dejarlas como estaban.
Fui a negociar con los taxistas y me subí a uno, el cerró la puerta, me despedí agitando las manos y miré hacia el frente, nunca mas lo volví a ver.
Llegué a casa prendí mi iPod y sonaba Perfect Day - Lou Reed lo describía perfectamente.